Noticias

Las Diferentes Caras de las Relaciones Tóxicas

Por febrero 25, 2019 Sin Comentarios

Por: Amor en Tiempos de Crisis

Relaciones tóxicas. Todos hemos escuchado sobre ellas. Algunos hemos leído sobre ellas. Muchos otros hemos formulado nuestras propias ideas y conclusiones sobre ellas. Es probable que en algún momento en nuestras vidas hemos estado expuestos a alguna relación tóxica. Relaciones padres/hijos, amistades y relaciones con compañeros de trabajos pueden ser tóxicas, pero hoy nos enfocaremos en el creciente problema de relaciones de pareja tóxicas (a veces conocidas como relaciones negativas). Las analizaremos a profundidad, como identificarlas y las repercusiones que estas tienen en nuestra salud.

Como lo es con cualquier problema, el primer paso para lidiar con una relación tóxica es saber identificar si está viviendo una o no. Todas las relaciones pasan por momentos difíciles, afrontan retos y conflictos, argumentos, sin embargo, es importante distinguir entre los retos normales de una relación y una relación tóxica. Comencemos con unas definiciones básicas:

  1. Una relación sana se caracteriza por respeto (especialmente cuando hay una diferencia de opinión), amor mutuo, preocupación, libertad de pensamiento, compasión, seguridad y argumentos sanos.
  2. Una relación tóxica está plagada por inseguridades, control, egoísmo, abuso de poder, actitudes o comentarios denigrantes y humillantes, celos y críticas.

También existen indicadores que lo pueden ayudar a determinar si está viviendo una relación tóxica o no [1]:

  • ¿Se siente emocionalmente drenado a menudo?
  • ¿Se siente mal consigo mismo frecuentemente?
  • ¿El “dar y recibir” en su relación está desbalanceado?
  • ¿No se siente aceptado por quien es?
  • ¿Se siente emocional y físicamente inseguro?

Si su relación actual suena como la definición #2 y se siente identificado con la mayoría de los indicadores, es muy probable que está experimentando una relación tóxica.

Las relaciones tóxicas afectan todos los aspectos de nuestras vidas y nuestra salud, por esto es importante estar informado de las repercusiones tanto psicológicas como físicas que pueden traer este tipo de relaciones.

Sin duda las relaciones tóxicas impactan negativamente nuestra salud emocional y mental, estemos o no consiente de ellos, o aun cuando no lo queramos admitir. Estas relaciones nos hacen sentir mal con nosotros mismos, nos drenan emocionalmente y nos dejan infelices e inseguros. Todas las relaciones atraviesan épocas difíciles, pero si los sentimientos negativos, de inseguridad y tristeza, son los que dominan la relación, es probable que este en una relación tóxica.

Formar parte de una relacion tóxica puede causar daños impresionantes y duraderos en nuestra salud psicológica y emocional, sin embargo, este no es el único efecto adverso de este tipo de relaciones. El estudio Whitehall II [2] es una de las investigaciones más importantes que se ha realizado sobre el tema y sus hallazgos confirman que las relaciones tóxicas si tienen efector negativos, reales y tangibles, en nuestra salud física. Después de seguir a 10,000 participantes por más de 12 años, el estudio reveló que aquellos con relaciones cercanas que eran tóxicas tenían mayor riesgo de desarrollar problemas del corazón, incluyendo morir por un ataque cardíaco.

Otro estudio revela que mujeres en matrimonios problemáticos enfrentaban riesgos de hipertensión, niveles elevados de azúcar en la sangre, altos niveles de triglicéridos y bajos niveles de HDL, conocido como el “buen colesterol”. Sin embargo, los hombres en las parejas que también compartían los mismos sentimientos sobre el matrimonio no se enfrentaban riesgos similares [3]. Esto demuestra que si bien ambos géneros sufren en relaciones tóxicas, usualmente la mujer es la más vulnerable a complicaciones de salud, tales como las mencionadas.

El estrés es un componente importante en esta ecuación. La correlación entre el estrés y la salud han sido estudiados ampliamente. Las relaciones tóxicas causan altos niveles de estrés, lo cual no solamente afecta nuestra salud psicológica y mental, pero también física. Por ejemplo, el estrés crónico que produce una relación insana puede activar la Respuesta Conservada Transcripcional a la Adversidad (CTRA, por sus siglas en inglés) del cerebro a largo plazo. El CTRA es útil a corto plazo si, por ejemplo, nos está persiguiendo un depredador, pero tener el CTRA activado por largos periodos de tiempo puede causar inflamación crónica e incrementar el riesgo de complicaciones de salud tales como fatiga adrenal [4]. Vivir bajo constante estrés significa que constantemente estamos en “fight-or-flight”, lo cual hace que nuestros cuerpos produzcan demasiada adrenalina y descarten el exceso, lo cual causara fatiga y la debilitación de nuestro sistema inmune [5].

Cada relación es única y diferente, sin embargo, podemos generar ciertas conclusiones basadas en las investigaciones. Es importante saber identificar si estás viviendo una relación tóxica y que estés al tanto de como esta afecta tu vida y salud.

Si estás en una relación tóxica, recuerda que no estás solo y que hay maneras de lidiar con ellas. Si tu o algún ser querido está viviendo una relacion tóxica, por favor hable con alguien de confianza sobre ello y busque ayuda profesional.

Referencias:
[1] Cole, William. How Toxic Relationships Affect Your Health, According To Science
[2] Roberto De Vogli, PhD, MPH; Tarani Chandola, DPhil; Michael Gideon Marmot, PhD, FRCP; Negative Aspects of Close Relationships and Heart Disease, Arch Intern Med. 2007; 167(18): 1951-1957, http://archinte.ama-
[3] NBC News. Bad marriage bad for women’s hearts
[4] Powell, ND et al. Social stress up-regulates inflammatory gene expression in the leukocyte transcriptome via β-adrenergic induction of myelopoiesis.
[5] Keck Medicine of USC Does Feeling Blue Literally Hurt?

Leave a Reply