Noticias

Me quiero divorciar pero aguanto por mis hijos, ¿hago bien?

Por marzo 13, 2019 Sin Comentarios

Fuente: Diario Femenino
Autor: Laura Sánchez

¿Hasta dónde hay que aguantar por amor? Fíjate bien en lo que de verdad implica “aguantar”. No hay que aguantar nada, no hay que soportar con resignación una relación tóxica o un matrimonio sin amor. ¿Ni siquiera por los hijos? La situación sigue siendo más habitual de lo deseable: me quiero divorciar pero aguanto por mis hijos. Y luego viene esa duda de no saber si estás haciendo bien o no. ¿Estás lista para reconocer la verdad?

Los hijos, ¿una excusa para no divorciarte?

Un matrimonio que está roto, sea por el motivo que sea, lo mejor que puede hacer es separarse. Cada uno por su lado, curarse las heridas y seguir adelante. No entramos en esas opciones de divorcios amistosos (aunque sería lo ideal) o de esas guerras en las que solo hablan los abogados. No entramos en el carácter de la separación, pero si tu relación te hace infeliz, lo mejor que puedes hacer es marcharte.

“Pero aguanto por mis hijos”. Cuidado con esta frase porque, especialmente las mujeres, la tenemos tan arraigada que hemos llegado a creerla como si fuera un dogma de fe. Aguantas en un matrimonio sin amor, con discusiones, con ambiente tenso, tal vez con faltas de respeto… Y échale a esta escena todo lo que puedas sufrir e imaginar. Y lo haces por tus hijos. ¿Por qué crees que tus hijos están mejor en una familia destrozada que en una familia rota?

Romper la familia es otro de los mitos que hacen que no te divorcies por tus hijos. No quieres romper la familia, pero es que ya estás en un hogar destrozado. La ilusión con la que formasteis esa familia ha dejado paso a la decepción. Ya no es un hogar. Los niños ya no tienen la seguridad de unos padres cómplices, sino que se han visto envueltos en una guerra que no se merecen.

Leer más aquí

Leave a Reply